No fue solo una niña, fueron dos hermanas #ApaseoElAlto

Hoy en la tarde me encontré con la familia de la niña a la que se quisieron llevar y me contaron toda la historia tal cual cómo fue.

Ayer publiqué una nota que conmocionó a la población apaseoaltense: (ver nota: “Afirman que intentaron llevarse a una niña“). La población del municipio de Apaseo el Alto ha soportado muchas cosas: balaceras y muertes, pero no hay nada que enfurezca más que en cualquier municipio o comunidad, que se quieran robar a un niño o una niña. 

No fue una sola niña, sino que fueron dos hermanas

Ayer en la tarde, después del mediodía, una mujer y sus dos hijas salieron de la tienda denominada “Super Tianguis“. Una de las hermanas tiene alrededor de veinte años, y la otra, cerca de diez años de edad. Por razones de seguridad, no voy a poner sus nombres reales. A la más grande llamaré “Juana”, y a la más chica, “María”.

Cuando Juana salió de la una tienda ubicada en la calle Francisco Zarco casi Iturbide (como referencia, en la esquina de atrás del Tianguis), se encontró con dos sujetos que estaban abriendo la puerta de su vehículo y entrando en el mismo. Ella, es una chica de cuerpo fuerte, y tal vez fue eso lo que le salvó de que se la llevaran.

Al ser descubiertos en el robo, los sujetos quisieron secuestrar a la jovencita. No se sabe qué intenciones tenían, tal vez querían violarla, o tal vez matarla, o tal vez ambas cosas…

Cuando Juana se acercó preguntando qué estaba pasando, ella les dijo que ese era su vehículo, y fue ahí cuando uno de ellos se dio vuelta y le gritó “¡Verg…!” A partir de ahí, comenzó algo que pudo haber sido fatal. El sujeto tenía un picahielos en la mano, y el otro tenía un desarmador. Ambos ya habían entrando al vehículo, y salieron para agarrar a ésta jovencita. Entre ambos, comenzaron a amenazarla, a la vez que la agarraron y trataban de llevarla, pero como ella oponía feroz resistencia, le comenzaron a golpear y a empujar contra su cuerpo con dichas armas o herramientas, sin provocarle heridas sangrantes o perforaciones, aunque al final terminaron lastimando en  el cuerpo, principalmente en la espalda, de tantos jaloneos que recibió.

La joven opuso resistencia, y ahí fue cuando apareció la niña más chica, María, quien se acercó para ayudar a su hermana mayor, para que no la llevaran. Mientras tanto, la madre -que estaba más lejos”- comenzó a gritar diciendo: “ya llamé a la Policía y ahí vienen“.

Aparece una camioneta tipo Van…

De repente, apareció una camioneta tipo Van de color azul oscuro (azul marino), que al parecer estaba estacionada o esperando más atrás. La camioneta se cruzó enfrente del vehículo al que querían robar, y de ahí bajó una tercera persona (en total eran cuatro hombres, contando también al conductor). Y entre los tres que estaban afuera, comenzaron a jalar del brazo, cintura y ropas, a la joven, mientras que ésta se movía sacudiéndose para que no la llevaran.

Hermana salva a la niña

Fue ahí, que entre tantos gritos de la joven, la madre y otras personas que se sumaron a gritar, que los tres sujetos dejaron a la joven y ésta comenzó a correr para el lado de la Tienda. Pero cuando ella dio unos pasos, se dio cuenta que su hermanita no venía con ella, y vio que al menos uno de los sujetos la tenía atrapada, tal vez con intención de llevarla. Así que, juntando valor, fue por su hermanita, y la agarró, y luchó para que no se la llevaran.

Los tres hombres se subieron a la van, y se fueron por la calle Iturbide, saliendo a la carretera rumbo a Querétaro. Un vehículo que estaba cerca de las mujeres, los comenzó a seguir, pero no alcanzó a dar con ellos.

El Mando Único nunca llegó

Mientras tanto, varias personas dijeron que habían llamado a la Policía, por lo que la madre y las dos hermanas, se quedaron esperando a que llegara la Policía (Mando Único), pero éstos jamás llegaron. 

Al cabo de un rato, el conductor que había perseguido a la camioneta van (dónde iban los cuatro delincuentes), no pudo alcanzarlos, pero encontró a una patrulla de la Policía Federal en la carretera, y le convenció para que se acercara hasta el lugar. Éste policía dijo que no había ningún reporte registrado de ese tipo de incidente, por lo que pudieron haber pasado dos cosas: 1) nadie llamó o, 2) nadie hizo caso a la llamada.


Más info: 


Si quieres apoyar a “Gus Apaseo“, puedes donar a la cuenta de Paypalhttps://www.paypal.me/giusttav o también puedes entrar a tu cuenta de Paypal y enviar al email: giusttav@gmail.com

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.